fbpx

Controvertida campaña de la Comunidad de Madrid promoviendo las propinas en los bares.

Es famosa la escena de aquella película de Tarantino, donde los «Reservoir Dogs» discuten sobre si dejarle propina a la camarera del bar antes de dar el golpe que inicia la trama. De esta manera, Tarantino debate sobre una tradición que se cree originaria de las épocas de esclavitud, siendo esta la forma de pagar el servicio a los esclavos de las familias de clase alta.

Esta semana la Comunidad de Madrid ha iniciado una campaña donde pretende reforzar la cultura de la propina en el sector de la hostelería, defendiendo que es esta la forma de «hacer posible los sueños» del sector. La comunidad de la «libertad» ha generado mucho debate en redes y en los medios, insinuando de que el equipo de Ayuso no quiere luchar por cambiar la precariedad de los y las trabajadoras de uno de los sectores peores pagados en nuestro país.

No deja de ser frívolo, que pudiendo regular y potenciar los sueldos bajos, la comunidad pretenda que sea su población la que haga frente de pagar la dignidad de los sueldos de sus compatriotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar