fbpx

Consumo de carne excesivo a pesar de las recomendaciones sanitarias y ecológicas

Autora: Isabel Hernández

Durante décadas se lleva estudiando cuál es el impacto de la producción cárnica en la salud de las personas, así como las consecuencias que sopesan a nivel ambiental.

Por ello, un informe emitido recientemente por Justicia Alimentaria ha acreditado que la población en España supera los límites de consumo cárnico aconsejados. Este consumo elevado se deriva en consecuencias directas sobre la salud y el medio ambiente siendo la cifra de muertes en personas con enfermedades relacionadas con este consumo de 34.000 personas.

En este sentido, la Organización de las Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial para la Salud (OMS), recomiendad 325 gramos de carne por persona a la seana de las cuales 125 gramos correspondería a carnes rojas.

Sin embargo, en España esta cifra es cuatriplicada semanalmente.

Por otro lado, se ha podido comprobar que la dieta basada en el exceso de carne conlleva que el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares se vea incrementado en un 50,4%. Esta relación vendría dada, en su mayoría, por el alto contenido en grasas insalubres, sal y productos cancerígenos.

El hecho de consumir carne en exceso conlleva a que se retire de la dieta otros alimentos que son necesarios para nosotros y nosotras por lo que se debería controlar las tomas de consumo respecto a este alimento de manera que, podamos reeducar nuestra alimentación añadiendo productos como verduras y/o frutas que nos aportan los nutrientes necesarios para mantener el equilibrio alimenticio más idóneo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar