fbpx

Consecuencias de la pobreza y el toque de queda en España

Autora: Isabel Hernández

Mucho se ha hablado esta última semana del toque de queda, de las limitaciones que conlleva esta medida de seguridad para limitar al virus que nos acompaña desde principios del 2020. Pero, ¿qué está sucediendo con aquellas personas para las que el manto de estrellas es su techo? ¿Qué sucede para aquellas personas que ven limitados sus necesidades más básicas?

La entrada del frío a España ha traído consigo una subida de contagios de Covid-19 lo cual empuja a permanecer más tiempo en casa, para aquellas personas que sí la poseen. Sin embargo, nos encontramos con que la normativa vuelve a olvidarse de las personas que viven sin un hogar, siendo las entidades sociales las que han tenido que improvisar para poder darle respuesta.

En este sentido, contamos con más de 40.000 personas sin techo en toda España.

Nos encontramos con personas que viven guardando, con miedo e incertidumbre, un certificado que les acaban de entregar en el cual consta que son personas que carecen de un domicilio o un recurso residencial en el cual vivir.

Desde la Consejería de Interior de Cataluña y el consistorio se han dado órdenes de no multar a este colectivo, pero en Arrels no se fían: en marzo se enteraron de un total de 16 sanciones. 

Hablamos de personas que no sólo viven en sus carnes el frío de las noches y el desamparo de la sociedad sino que además viven con el miedo de encontrarse a la policía ya que, en más de una ocasión, les han mandado a mudarse de zona. Pero, ¿a dónde ir cuando no se tiene nada?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar