fbpx

Con el coche eléctrico seremos dueños de nuestra movilidad: ¡Que se jodan las petroleras!

La llegada del coche eléctrico no la discute nadie, es una realidad que se impondrá que en los próximos. Pero todavía hay “carcas” que no se resignan a perder los molestos ruidos del motor, o gente engañada que duda de las bondades del cambio, o personas que prefieren esperar. Para todos ellos queremos darles un mensaje esperanzador: el coche eléctrico es liberador .

Liberarnos del petróleo, es liberar al mundo de las guerras impuestas desde Estados Unidos para controlar a los países productores y sus rutas comerciales, es liberarnos de las enfermedades pulmonares que provoca el respirar el aire sucio producido por los tubos de escape, es liberarnos de la amenaza del Cambio Climático. 

Liberarnos de asumir un coste fijo de casi todas las familias y empresas: lo que nos gastamos en el sucio combustible. El coche eléctrico y sus costes de consumo no nos supondrá ni siquiera la tercera parte de lo que hoy supone el paso por las gasolineras. Pero pronto esperamos que el coste de la electricidad baje y siga bajando porque la revolución renovable está haciendo posible esa constante bajada de precios de la energía.

Liberarnos de los ruidos molestos de los vehículos es disponer de unas ciudades más tranquilas, menos estresantes, más humanas. 

Liberarnos de la dependencia del petróleo en países y regiones que no disponemos de esta materia prima y que nos somete al miedo y el riesgo de sus subidas de precio y sobre todo del desabastecimiento porque dependemos demasiado de otros para nuestra supervivencia

Que hoy la autonomía del coche eléctrico sea demasiado pequeña para lo que estamos acostumbrados y que el precio sea superior al vehículo de combustión no son más que dos inconvenientes con los días contados. Cada mes sale al mercado un coche eléctrico con mayor autonomía y cada año con menor precio de compra (el precio real de un coche eléctrico HOY es más barato que el de combustión si contamos los costes de combustible y mantenimiento).

Para los escépticos: reflexionen, olviden su nostalgia y amor por la gasolina y piensen que el vehículo será mejor para todos, incluidos vosotros y vuestros bolsillos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar