fbpx

La combinación de dos fármacos podría reducir la mortalidad por coronavirus

Un fármaco para tratar la artritis reumatoide, el tocilizumab, y el corticoide dexametasona, utilizados de forma combinada podrían reducir a casi la mitad las muertes en los pacientes más graves de Covid-19. Lo revelan los resultados de un ensayo clínico publicados este jueves en el Reino Unido.

El estudio Recovery, dirigido por la Universidad de Oxford, monitorizó los efectos del uso de estos medicamentos en pacientes ingresados con déficit de oxígeno e inflamación a quienes hubo que intubar para realizarles ventilación mecánica. Este ensayo ya había detectado en junio que el uso de dexametasona reduce la muerte de los pacientes con coronavirus. La observación ha revelado que la suma del tocilizumab mejora estos resultados.

En el caso los pacientes que necesitaron tratamiento con oxígeno no invasivo se ha observado que las muertes se reducen en torno a un tercio tras el empleo de ambos fármacos.

El tocilizumab reduce por sí solo la mortalidad en un 4%. Para llegar a estos resultados se observó a 2.022 pacientes elegidos de manera aleatoria que recibieron el medicamento para la artritis y a otros 2.094 que fueron tratados con los cuidados habituales. En un plazo de 28 días murieron 596 de los individuos que recibieron tocilizumab (el 29%), frente a 694 de quienes no fueron tratados con ese fármaco (el 33%).

Martin Landray, uno de los responsables del ensayo clínico, ha señalado por su parte que esa combinación de fármacos «mejora la supervivencia, acorta las estancias hospitalarias y reduce la necesidad de ventilación mecánica».

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar