fbpx

Coalición Canaria ante un congreso convulso

Coalición Canaria (CC-PNC) celebrará su VII Congreso el 9 de mayo. Aún no se sabe en qué lugar exactamente, pero sí que será en Tenerife, pues es su turno en la rotación de islas. Su realización se produce en un momento complicado para la organización. Se enfrenta a la pérdida de poder tras las pasadas elecciones y a un aparente conflicto por su liderazgo. La reciente indisciplina de Ana Oramas ha dejado en evidencia las discrepancias. 

Desde la convocatoria del Congreso ya hubo diferencias. Mientras que cercanos a Fernando Clavijo querían que se desarrollase en marzo, otro sector prefería que fuese en mayo, recoge Diario de avisos. Estos están representados, según el citado medio, por las islas orientales con Mario Cabrera, secretario general de CC Fuerteventura, a la cabeza. 

Nieves Lady Barreto, presidenta insular de CC en La Palma, apostaba en una entrevista por una candidatura única para evitar el conflicto interno que tendría repercusiones mediáticas. “El líder del partido tendrá que salir del debate de modelo de partido y ahí estaremos a partir de enero próximo. Lo que está claro es que no será creíble que al frente del partido se ponga alguien que no crea en las organizaciones insulares de CC”, indicaba. Reclamaba, así, un cambio en la forma de tomar decisiones. “Las secretarías insulares tienen que estar posicionadas dentro de la estructura del partido”, afirmaba. 

En la actualidad, José Miguel Barragán es el secretario general. Pero hay dudas sobre su continuidad. Fernando Clavijo decía en diciembre que aún no tenía decidido si sería candidato para liderar la formación. Algunos actos -como su presencia en un Consejo Político de Gran Canaria- son muestras, por contra, de su interés. Daba la impresión de que “estuviera pulsando con qué apoyos va a poder contar de cara al próximo congreso”, según relataron a Canarias Ahora. Frente a esta postura, los denominados críticos están compuestos por las islas no capitalinas, con especial énfasis en las orientales. Desde Diario de Avisos apuntan a que su estrategia pasa por responsabilizar a Barragán del desgaste evidenciado durante el pasado año. En sus declaraciones sigue dejando la posibilidad abierta: “ahora mismo soy un afiliado de base que estará donde los compañeros quieran que esté”. 

En la elección del sentido de voto de los nacionalistas durante la investidura de Pedro Sánchez se ha hecho visible el desdoblamiento de visiones que existen en Coalición Canaria. Por un lado, desde las secciones de Tenerife se estaba en contra a este voto. Por otra parte, desde las islas orientales estaban más cercanos al sí. Se dibuja una diferencia de opiniones en la ideología: conservadores y otros que se acercan más a las tesis progresistas. En redes sociales Carlos Alonso, expresidente del Cabildo de Tenerife, y José Manuel Bermúdez, exalcalde de Santa Cruz, proclamaron su oposición a Sánchez. Tras no llegar a un acuerdo con el PSOE se había optado por el punto medio de la abstención, sin embargo, Ana Oramas decidió dar el ‘no’.

Tras su negativa, el castigo a recibir ha supuesto un nuevo reto. Algunos sectores preferían un castigo elevado. Otros como Fernando Clavijo consideran que la multa (1000€ por la indisciplina de voto) es “la más alta de los últimos años”, en referencia a lo sucedido en el PSOE hace unos años. Vencieron los postulados de la antigua ATI de Tenerife, centro de la actual fuerza de Tenerife. Para el periodista Carlos Sosa se configura un triunfo, no solo de Tenerife, sino de Clavijo, lo que le allanaría la posibilidad de acabar constituyéndose como el líder de la formación. 

A un lado quedaron la otra postura, quienes creían necesaria la apertura de un expediente disciplinario. Mario Cabrera y David de la Hoz estimaban que había que ser contundentes con la represalia. De hecho, tras la imposición de la multa desde Asamblea Majorera, representación de Fuerteventura, dejan claras las diferencias. Mario Cabrera ha anunciado  que inicia los procedimientos para alcanzar una mayor autonomía. “En la Asamblea quedó bien claro que no debemos aceptar la normalización de este tipo de comportamientos que, mucho nos tememos, pueden sentar precedentes”, añade en el comunicado sobre Ana Oramas.

Nueva Canaria es una escisión de Coalición Canaria con mayor potencia en Gran Canaria. La posibilidad de acercamiento es otro de los asuntos que revuelan en el VII Congreso. La unión para las elecciones generales ha acabado con cada formación eligiendo una opción contraria en la investidura de Pedro Sánchez.

Mientras esas divisiones son conocidas, la intención es intentar aparentar unidad y fortaleza. A la pregunta de “El Solidario” sobre las expectativas del Congreso Guadalupe González Taño, Secretaria de Organización, ha afirmado que se trata de “un partido preparado para afrontar una nueva realidad política; preparado para, desde la oposición, seguir articulando y protagonizando la política en Canarias”. En el mismo sentido se pronunciaba Barragán en julio al definir un congreso “que muestre la validez de este proyecto a nuestros ciudadanos, un Congreso para innovar ideas y reafirmarse en la defensa del fuero canario, que supere las diferencias y marque el camino para la confluencia política y programática con otras fuerzas y movimientos”. Desde este medio hemos intentado conocer las versiones de otras sedes pero no han querido hacer declaraciones. 

Pérdida de poder

La formación no pasa por su mejor momento. Coalición Canaria surgió de la unión de diversas organizaciones estando ya en el poder. La situación de estar fuera de las principales instituciones es nueva para la agrupación. En el Gobierno de Canarias estuvieron durante 26 años consecutivos hasta que en 2019 la falta de acuerdo con PP y Ciudadanos permitió que se produjese el “pacto de las flores” entre PSOE, Sí Podemos, Nueva Canaria y Agrupación Socialista Gomera.  

Los ayuntamientos de Santa Cruz y La Laguna han sido otros de los tradicionales bastiones de CC. También los perdieron en los últimos comicios. La capital tinerfeña desde el comienzo de la democracia siempre había estado bajo el poder de Coalición Canaria, primero con sus siglas anteriores. Patricia González (PSOE) es alcaldesa gracias al apoyo de Podemos y Ciudadanos. Miguel Zerolo, exalcalde de CC, había entrado poco antes en prisión por el caso Las Teresitas.

En La Laguna, el socialista Yeray González logró la alcaldía. Después de 30 años de poder nacionalista PSOE, Unidas Podemos y Avante la Laguna tomaban el control de la ciudad. José Alberto Díaz (CC), su antecesor, se encuentra investigado en el Caso Grúas. Al igual que quien le precediera, Fernando Clavijo. Alberto González declaraba en ese momento que “CC no está derrotada”, recoge Canarias Ahora.

Los cabildos quedaron también fuera de su control. Destacan la pérdida de los de Tenerife, Lanzarote, Fuerteventura y el de su aliado en El Hierro. PSOE y PP pactaron en El Hierro. Una moción de censura arrebataba el mando a los nacionalistas en Fuerteventura. Otra moción de censura cambiaba el rumbo del Cabildo de Tenerife después de 32 años. Mismo destino tuvieron los nacionalistas en el Cabildo de La Palma.

Imagen: El Consejo Político Nacional propone mayo para la convocatoria | Coalición Canaria

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar