fbpx

Científicos afirman que la contaminación atmosférica es una pandemia

Según los resultados de una investigación realizada en Alemania por el Instituto Max Planck y el Departamento de Cardiología de la Universidad de Mainz, la contaminación atmosférica acorta la esperanza de vida de la población en todo el mundo. De hecho, los científicos que han llevado a cabo este estudio afirman que el impacto de la polución en la esperanza de vida es mucho mayor «que las guerras y otras formas de violencia, enfermedades parásitas o el tabaco». Por ello, consideran que la contaminación del aire es una pandemia.

La contaminación del aire reduce la esperanza de vida en 2,9 años y es causa de fallecimiento de alrededor de 9 millones de personas en todo el mundo. El consumo de tabaco tiene un impacto menor en la salud de las personas, reduciendo la esperanza de vida en 2,2 años.

Los científicos distinguen en esta investigación entre contaminación evitable, la que es generada por el ser humano y la que no puede evitarse porque proviene de la naturaleza, como es el caso del polvo del desierto o las emisiones de un incendio. Los científicos que han dirigido la investigación, Jos Lelieveld y Thomas Münzel, han llegado a la conclusión de que «el 66% de las muertes prematuras puede atribuirse a la polución causada por los humanos, principalmente por el uso de energías fósiles, que en los países ricos aumenta al 80%».

Esta afirmación la hacen en base a los resultados del análisis del impacto de la contaminación en seis tipos de enfermedades, entre ellas la infección del tracto respiratorio, la obstrucción pulmonar crónica (EPOC) o el cáncer de pulmón.

Jos Levieveld y Thomas Münzel afirman que «si la polución atmosférica se redujera eliminando las emisiones de las energías fósiles, la esperanza de vida media en todo el mundo aumentaría más de un año, y cerca de dos si se quitaran todas las emisiones causadas por los humanos».

Por ello, los científicos consideran que no se está prestando la atención suficiente la polución atmosférica. Además, afirman que debería ser considerada como factor de riesgo para el corazón y la circulación de la sangre, al igual que el tabaco, la diabetes, el colesterol o la presión arterial.

Foto: César Rangel

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar