fbpx

Casado acusa a Sánchez de «mentir» y hacer el «ridículo» en la gestión de la crisis del coronavirus

El líder del PP, Pablo Casado, ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de «mentir» y hacer el «ridículo» en su gestión de la crisis del COVID-19.

«Lo primero que hay que hacer es decir la verdad a los españoles», ha expresado Casado en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso. A su juicio, Sánchez «mintió cuando dijo que se podía manifestar el 8 de marzo, mintió a los sanitarios cuando les dijo que iban a estar protegidos, miente a la OCDE al dar los datos falsos sobre los test». Además, el líder del PP lo ha acusado de mentir sobre la cifra de fallecidos, de imputar a las autonomías recortes diciéndoles que se les va a dar un fondo sanitario, de comprar material fraudulento a intermediarios socialistas o proveedores investigados por sobornos y de anteponer la encuesta electoral del CIS antes que la de seroprevalencia.

En la misma línea, Casado le ha reprochado que «miente cuando dice que quiere pactar de corazón con una oposición que se tiene que enterar por la televisión de nuevo de sus planes de desescalada y de prórroga del estado de alarma. ¿Ésa es la normalidad democrática que quiere usted acuñar?». «Decía Tarradellas que en política se puede hacer de todo menos el ridículo. Usted si quiere, puede seguir haciéndolo, pero no nos pida que lo hagamos con usted», ha sentenciado.

En su turno, Sánchez ha defendido su gestión y ha criticado que el líder del PP «ocupe todo el tiempo en criticar al Gobierno sin estudiar lo que ya se ha puesto en marcha». Por ello, le ha pedido que deje «su postura intransigente» y arrime «el hombro con el Gobierno de España porque es lo que demanda, anhela y necesita el conjunto de la sociedad española».

Después de que Casado le haya recriminado querer aprovecharse de la crisis del coronavirus para «avanzar en su agenda radical», el presidente del Ejecutivo ha destacado que «esta crisis seguro que no va a servir como excusa para abandonar la agenda de transición ecológica, el Estado del Bienestar y a quienes sufren las consecuencias de la crisis». «Esto puede ser ideología, sí o no. Puede serlo, pero sobre todo es un anhelo de justicia social con el que empatiza el Gobierno y, por lo tanto, no vamos a dejar a nadie atrás», ha concluido.

Imagen: EFE

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar