fbpx

Canarias: una fisura entre género y la economía sumergida

Autor: Red Araña-Entidades por el Empleo

La economía sumergida viene ligada indiscutiblemente al paro de larga duración. La ausencia prolongada de ingresos conduce a muchas mujeres con responsabilidades familiares no compartidas a desempeñar trabajos no regulados, concentrados principalmente en sectores como la hostelería, la atención a personas dependientes y/o el servicio doméstico.

Los datos que presenta la encuesta del VIII Informe monomarentalidad y empleo de 2019, elaborado por fundación Adecco ponen de manifiesto lo siguiente:

  • Actualmente se contabilizan 1.878.500 hogares formados por un adulto y uno o más hijos: representan el 10,1% del total de hogares españoles.
  • El 47,9%* de los hogares monoparentales españoles se encuentra en riesgo de exclusión o pobreza, frente al 26,6% del resto.
  • A través de la Encuesta de Fundación Adecco, se vislumbra el siguiente perfil de la mujer al frente de un hogar con responsabilidades no compartidas: soltera (41,5%) entre 41 y 50 años (37%), a cargo de un hijo (55,26%) y ocupada (47,70%) que vive solo con sus hijos (62,9%).
  • Pese a producirse una mejora sustancial en la situación social de España, el 47,9% de las familias monoparentales españolas se encuentra en riesgo de exclusión o pobreza, frente al 26,6% del resto.
  • Un 47,7% de las encuestadas tiene un empleo. En palabras de Isabel Pérez, consultora en Fundación Adecco: “las mujeres con responsabilidades no compartidas suelen acceder a empleos de baja cualificación y jornada parcial pues priorizan la flexibilidad y el horario antes que las funciones a desempeñar; empleos que tienen unos salarios muy bajos y que en muchas ocasiones les obligan, por necesidad, a combinarlos con segundos empleos, ya sea en empresa ordinaria o en la economía sumergida”.
  • La inestabilidad en el empleo y las dificultades de conciliar la vida personal y profesional se convierten en el mayor desencadenante de pobreza: 4 de cada 10 mujeres en desempleo llevan más de 2 años buscando empleo sin éxito.
  • La conciliación y la apuesta por medidas de flexibilidad, sumado al compromiso real del Estado y a una visibilización social de esta realidad, mejorará la situación de más de 1,5 millones de mujeres a cargo de una familia.


Según el informe FOESSA, en los últimos 5 años se ha producido una mejora sustancial de la situación social de España. Sin embargo, los hogares monoparentales por sus características intrínsecas están especialmente sobrerrepresentados en la exclusión social. Además, se constata también que tener hijos en hogares con un solo adulto a cargo incrementa notablemente el riesgo de exclusión del mercado laboral y como consecuencia de pobreza y exclusión social repercutiendo como no puede ser de otra manera, en la economía sumergida. Las cifras de la Encuesta #Monomarentalidad y empleo evidencian esta tendencia y es que el porcentaje de ocupación laboral en mujeres monomarentales disminuye a medida que aumenta el número de hijos por hogar.

Con el Proyecto «Economía Sumergida: En materia de Igualdad 2.0» ejecutado por Red Araña y financiado por la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Canarias, se está pretendiendo reducir esa fisura entre género y economía sumergida.

Más información sobre Red Araña aquí: https://www.empleoenred.org/

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar