fbpx

“Building Back Better”: las ciudades, piezas clave para reconstruir ‘mejor’ nuestra economía

Autor: Economistas frente a la crisis.

Building Back Better o ‘reconstruir mejor’ (en su traducción al castellano) es un concepto acuñado por las Naciones Unidas en el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 que establece un marco de recuperación y reconstrucción posterior a un desastre que no sólo disminuya el grado de exposición y la vulnerabilidad de la comunidad, las personas o el país afectado ante futuros desastres, sino que también contribuya a fortalecer su capacidad de resiliencia frente a shocks físicos, económicos, sociales y medioambientales.

Este marco anima a adoptar “medidas más específicas para luchar contra los factores subyacentes que aumentan el riesgo de desastres, como las consecuencias de la pobreza y la desigualdad, el cambio climático y la variabilidad del clima, la urbanización rápida y no planificada, la gestión inadecuada de las tierras, y factores agravantes como los cambios demográficos, los arreglos institucionales deficientes, las políticas formuladas sin conocimiento de los riesgos, la falta de regulación e incentivos para inversiones privadas en la reducción del riesgo de desastres, las cadenas de suministro complejas, las limitaciones en cuanto a la disponibilidad de tecnología, la utilización no sostenible de los recursos naturales, el debilitamiento de los ecosistemas, las pandemias y las epidemias”.

En el caso de España, las últimas estimaciones indican que la paralización de la actividad económica en nuestro país, derivada de las medidas de contención de la pandemia aplicadas a nivel global, llevarán a una caída anual del PIB en 2020 de entre el 9% (en las previsiones más optimistas del Banco de España, en un escenario sin rebrotes) hasta el 14,4% (de acuerdo a la OCDE en un escenario con rebrote en otoño)[2]. En cuanto a la tasa de paro, la gran mayoría de servicios de estudios coinciden en que superará el 20% este año, situándonos en niveles de 2011 en plena crisis económica.

La Organización Mundial del Trabajo (OIT) también alerta del aumento de la pobreza laboral, puesto que la disminución de ingresos resultante de la paralización de la actividad económica afectará especialmente a los trabajadores más vulnerables que se encuentran cerca o por debajo del umbral de la pobreza, especialmente a los jóvenes y a los trabajadores de mayor edad. También las mujeres y los migrantes se verán afectados, estos últimos por la falta de protección, y las mujeres por atender los sectores de cuidados, de mayor precariedad y menor remuneración. Además, a mayor vulnerabilidad, mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar