fbpx

Baleares ya tiene unión eléctrica con Europa y la península

Autor: Ambientum

Esta red Eléctrica de España ha puesto en funcionamiento la nueva interconexión que une Menorca y Mallorca. Con el cable lanzado entre las dos principales regiones baleares, se crea una unión eléctrica entre las islas, pero también con la península y con la red europea.

Este nuevo hito supone un gran salto en la transición energética en el archipiélago que, en 2019, pasó de cubrir su demanda con fuentes renovables de un 6,5% a un 15% gracias a la aportación de la interconexión con la península.

La puesta en servicio de la nueva interconexión de las islas Baleares entre Menorca y Mallorca es el resultado del trabajo ininterrumpido efectuado desde que, el 2 de noviembre de 2018, el Consejo de Ministros declarara su utilidad pública y concediera la autorización administrativa para su construcción.

Para la presidenta de Red Eléctrica, Beatriz Corredor, la interconexión que une Menorca y Mallorca es “uno de los proyectos en los que más dedicación y empeño ha puesto la compañía; gracias a este nuevo enlace, Menorca deja de ser una isla eléctrica”.

En palabras de la vicepresidenta cuarta del Gobierno de España y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, “esta infraestructura refuerza la calidad y seguridad del suministro eléctrico en Menorca; reduce de forma inmediata las emisiones asociadas al sistema eléctrico balear y prepara a Illes Balears para avanzar hacia un futuro plenamente renovable antes de mitad de siglo. De hecho, este camino ya ha comenzado. En 2019, y gracias a las interconexiones existentes con la península, el consumo renovable del archipiélago se duplicó hasta alcanzar el 15%”.

Unión eléctrica entre las Islas Baleares

El nuevo enlace entre Menorca y Mallorca está formado por un cable terrestre-submarino tripolar de 132kV, que pesa alrededor de 2.300 toneladas (56,5 kg por metro) y conecta las subestaciones de Ciudadela y Cala Mesquida, en Menorca y Mallorca, respectivamente.

El trazado submarino es de 41,7 km, con una profundidad máxima de 86 metros, y el terrestre transcurre por 12,5 km en Menorca y 742 metros en Mallorca. Los tramos terrestres del enlace son, en ambas islas, soterrados.

En ambos extremos, la llegada del enlace a la costa se efectúa mediante perforación horizontal dirigida, una técnica que permite la instalación de una canalización subterránea con un control absoluto. De esta manera es posible evitar los obstáculos del terreno y garantizar la mínima repercusión ambiental, especialmente a través de la salvaguarda de las praderas de fanerógamas y de posidonia en ambos extremos costeros.

En el caso de Cala en Bosc, la perforación horizontal dirigida cuenta con 310 metros de longitud total con una profundidad máxima de 25 metros, mientras que, en el caso de Cala Mesquida, tiene una longitud de 800 metros, con un recorrido submarino de profundidad máxima de 20 metros y un recorrido terrestre de 276 metros bajo la playa.

La apuesta de Red Eléctrica

Con el nuevo enlace, la red de transporte de la isla está dimensionada y preparada para absorber, en condiciones de seguridad, un montante de nueva generación renovable muy significativo, permitiendo también que desarrollos de energía renovable en la isla de Menorca puedan evacuar a través de la red de transporte.

Los 84 millones invertidos en esta interconexión submarina se suman a los más de 55 millones y medio que, desde 2010, año en que Red Eléctrica asumió la gestión de los activos de la red en Baleares, ha destinado al mantenimiento y adecuación a los mejores estándares en la isla de Menorca.

Con la instalación de nuevos sistemas de control y de servicios auxiliares en el 100% de las subestaciones; la renovación de todos los sistemas de protección de las líneas o la sustitución del 66% de los apoyos de 132 kV, entre otras mejoras introducidas para dar garantía, fiabilidad y seguridad a la red eléctrica menorquina.

Con esta nueva infraestructura la compañía da un paso más. Para Beatriz Corredor “hemos hecho un gran esfuerzo para poner al servicio de la sociedad menorquina, de sus ciudadanos, sus empresas y sus servicios una instalación que en un momento tan trascendental como el que vivimos tras la pandemia será también un soporte para la recuperación económica del archipiélago, impulsando su proceso de transición energética”.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar