fbpx

América Latina se prepara para enfrentar el pico de pandemia de COVID-19

Autor: Perfil.com

En Brasil contagios y víctimas no paran de escalar. Por el contrario, en países como Argentina, Ecuador, Colombia y Cuba, se está dando una apertura paulatina al aislamiento. La «nueva normalidad».

América Latina se alista para enfrentar durante mayo el pico de la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19) con mayores restricciones y equipo médico para atender a los más enfermos. En Brasil, ya son 177.602 los casos por contagio, frente a este grave cuadro varias capitales regionales aumentaron las medidas de aislamiento y restricción a la circulación para combatir el virus. En Río de Janeiro, la segunda mayor ciudad de Brasil y que concentra el segundo mayor número de muertos por la COVID-19, tras Sao Paulo, el alcalde Marcelo Crivella anunció que restringirá la circulación en 10 barrios de la ciudad y prohibirá la apertura del comercio en las favelas. El cuadro se agrava con otras 881 muertes por coronavirus registrada el martes último, un nuevo récord de víctimas fatales en un día, por lo que el total de fallecidos por la enfermedad asciende a 12.404. De esta manera, Brasil escaló al séptimo puesto entre los países con más contagios -superado por Estados Unidos, Rusia, España, Gran Bretaña, Italia y Francia- y en el sexto lugar entre los fallecidos, ya que Rusia tiene 2.116, según el último informe publicado por la universidad estadounidense Johns Hopkins.

Por lo pronto, el gobierno regional de Río de Janeiro inauguró el cuarto hospital de campaña para atender a pacientes infectados con el nuevo coronavirus. En el estado de Pernambuco, el gobierno regional decretó la cuarentena durante 15 días en la capital regional Recife y en los municipios de Olinda, Jabotao dos Guararapes, Camaragibe y Sao Lourenzo da Mata, en la región metropolitana, para frenar la expansión del virus.

Mientras que en Belo Horizonte, la capital regional de Minas Gerais, el alcalde Alexandre Kalil anunció que instalará 13 barreras sanitarias en las entradas de la ciudad para inspeccionar los vehículos que accedan al municipio y verificar la salud de sus ocupantes.

El alcalde de Río de Janeiro restringirá la circulación en 10 barrios y prohibirá la apertura de comercios en las favelas

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador confió en un «pronto» descenso en el ritmo de contagios del nuevo coronavirus, por lo que su gobierno dará a conocer esta semana el plan de reanudación de las actividades que se han suspendido por la pandemia. «De acuerdo a las proyecciones, se espera que pronto empiece el descenso, pero para que se vieran así las cosas se contó con el apoyo de la gente, que es fundamental (…) Por eso vamos ya a presentar un plan de reapertura, insisto, poco a poco, cuidándonos, con medidas sanitarias, avanzando», señaló. Aclaró, no obstante, que en caso de que se presentaran «problemas» más adelante, su gobierno optaría por «dar marcha atrás» en el proceso de reapertura para rectificar las medidas.

Por lo pronto, el sector automotor de México coordina con sus pares en Estados Unidos y Canadá los protocolos sanitarios para la próxima reanudación de actividades suspendidas. El director de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, Fausto Cuevas, dijo que la parte mexicana tiene listas las medidas de higiene a seguir, una vez que las fábricas reanuden sus operaciones, de forma coordinada con la cadena productiva de la región.

El gobierno mexicano comunicó la reanudación de las actividades, a la vez que advirtió la posibilidad de revertir la medida en caso de ser necesario

En Chile, con 30.063 personas contagiadas y 323 muertos, la subsecretaria de Salud, Paula Daza, dijo que esperan al 31 de mayo haber implementado 2.624 respiradores artificiales «para atender de buena forma el aumento de contagios en la región Metropolitana, manteniendo nuestra capacidad diaria de ventiladores disponibles en torno a 500 o 600». Desde el gobierno han pronosticado que el pico de la COVID-19 será en mayo, por lo que han extendido las cuarentenas a más de treinta comunas, principalmente en la capital. En tanto, se espera un aumento del desempleo durante los próximos meses debido al impacto de la pandemia, mientras que expertos anticipan que impacto en el terreno laboral podría llegar al 18 por ciento, cifra cercana a la alcanzada durante la crisis de 1982.

En Ecuador, los casos confirmados de contagio bajaron a 29.509, 50 menos con relación al domingo, por una reclasificación de los pacientes en un nuevo sistema tecnológico de procesamiento de datos que se implementó en los últimos días, informó el Ministerio de Salud Pública. Hasta el momento registra 2.145 muertes por el coronavirus y 1.486 fallecidos probables por la COVID-19, y del total de contagiados a nivel nacional, 13.555 se encuentran estables en aislamiento domiciliario, 388 hospitalizados estables y 187 hospitalizados con pronóstico reservado. El país inició el pasado 4 de mayo una «nueva normalidad» en una fase de distanciamiento social para reactivar de manera paulatina el sector productivo y el comercio, afectados por el impacto de la pandemia.

Chile espera un pico de contagios en el transcurso de mayo por lo que extendió la cuarentena y un impacto en el aumento del desempleo

El panorama en Argentina y Uruguay

En Argentina, la ciudad de Buenos Aires registró una mayor presencia de gente en las calles mientras se alista para una etapa de flexibilización del aislamiento, en el marco de la cuarentena extendida hasta el próximo 24 de mayo por la pandemia.

Un recorrido por los barrios capitalinos de Almagro, Abasto y Once, en el centro de Buenos Aires, corroboró el incremento del tránsito, más presencia de pasajeros en trenes y la labor de funcionarios públicos que amplían aceras para que residentes puedan mantener el distanciamiento social. «No nos queda otra que salir. Necesitamos trabajar para llevar plata a casa», dijo Guillermo Ventura, empleado en un local de perfumes en la esquina de las avenidas Pueyrredón y Corrientes, a metros de la neurálgica estación de trenes del barrio de Once. En Uruguay, el gobierno informó que implementará este martes un corredor humanitario para que desembarque en Montevideo la tripulación del crucero Greg Mortimer, donde se reportan decenas de contagiados de la COVID-19.

La cancillería uruguaya, responsable del operativo junto al ministerio de Salud, señaló que el traslado de los tripulantes de varias nacionalidades a dos hoteles donde permanecerán aislados ofrece «todas las garantías sanitarias» para «ellos» y «para la población uruguaya en general». Según las últimas pruebas realizadas en el buque, fondeado hace más de un mes a 20 kilómetros de Montevideo y que esta tarde atracó en el puerto capitalino, del total de 87 tripulantes 37 dieron positivos al virus.

El Caribe con mejor pronóstico

En Colombia, con 11.613 infectados y 479 decesos, varios sectores de la economía reiniciaron sus actividades en el país bajo protocolos de bioseguridad en el marco del aislamiento obligatorio que se extenderá hasta el próximo 25 de mayo. De acuerdo al gobierno nacional la apertura gradual de los sectores económicos en el país es indispensable para mantener la economía y si se hace siguiendo reglas básicas como mantener mínimo dos metros de distancia con otras personas y usar siempre tapabocas, esto no pondrá en riesgo la salud de los colombianos.

En Bogotá, las autoridades calculan que más de 2,3 millones de personas están habilitadas para salir a trabajar, pero según la alcaldesa de la capital, Claudia López, la mayoría de los ciudadanos ha adoptado los protocolos de seguridad para evitar la propagación del virus.

Cuba muestra un balance «positivo» a dos meses de que se registraron los primeros enfermos de COVID-19 el 11 de marzo pasado, destacó el director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Francisco Durán García. El especialista resaltó que el país se mantiene dentro del pronóstico «favorable» de hospitalizados por día, al registrar 17 nuevos casos en la última jornada, 36 pacientes dados de alta clínica y ningún fallecido.

La isla registra hasta ahora 1.783 casos confirmados de la COVID-19 desde el comienzo de la enfermedad y 77 personas fallecidas, con una letalidad del 4,3 por ciento. Finalmente, en República Dominicana las autoridades de salud reportaron 10.634 casos y 393 muertes.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar