fbpx

Alerta por bronquiolitis ¡Presta atención a los síntomas!

En España, La Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP) está mostrando su gran preocupación y perplejidad ante el incremento de los casos de bronquiolitis en las urgencias pediátricas. Incluso, se está llegando a atender a un 40% más de casos que en la época de la prepandemia. La saturación que están sufriendo en los centros hospitalarios ha ocasionado que tengan que reforzar el personal sanitario. En el caso de Valencia, las UCI pediátricas están al límite de aforo hasta tal punto que se han tenido que llevar a cabo derivaciones a otros hospitales.

¿Qué es la bronquiolitis? La bronquiolitis es una infección respiratoria aguda que produce diversos grados de dificultad para respirar. Algunas sintomatologías que podemos identificar son: tos, dificultad para comer o dormir, vómitos, hundimiento del pecho, agitación y decaimiento. Otro signo importante que nos indica que debemos actuar con urgencia es el color azulado en la piel, las uñas o los labios a raíz de la falta de oxígeno (conocida como cianosis). La bronquiolitis es más frecuente en los meses de otoño e invierno y afecta en mayor medida a los lactantes menores de tres meses por su mayor riesgo de hospitalización, tal y como indica la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). Asimismo, puede ser causada por distintos virus, siendo el más común el Virus Sincicial Respiratorio (VSR). Es fundamental controlar que la respiración no comprometa o afecte a la oxigenación habitual, asegurándonos de que el/la bebé pueda alimentarse y mantenerse hidratado/a correctamente, pues no existen actualmente tratamientos para el virus (ni jarabes y tampoco antibióticos). 

¿Cómo se contagia? Se contagia al igual que un resfriado, a través de un contacto cercano con saliva o mocos, entre las manos y estornudos, la tos o la risa. El periodo de incubación es de 3 a 8 días aproximadamente hasta que comienzan a aparecer los síntomas. Al principio, se presenta como algo similar a un catarro común con tos, aumento de la secreción nasal y lagrimeo.

¿Y cómo la prevengo? Algunas de las medidas más efectivas para prevenir la bronquiolitis son:

  • Cumplir con las vacunaciones correspondientes.
  • No exponer a los niños/as al humo del tabaco, estufas de leña u otros derivados. 
  • Higienizar a menudo con los productos de limpieza adecuados los utensilios del bebé como chupetes, biberones o juguetes.
  • Ventilar al menos una vez al día el hogar.
  • Mantener la lactancia en la medida de lo posible. 
  • Lavar las manos frecuentemente a los niños/as y convivientes con agua y jabón o alcohol en gel. 
  • A diferencia de como se cree, no colocar mascarilla o cubrebocas en niños/as menores de 2 años. 
  • Alejar a los bebés de las personas que puedan estar resfriadas o presenten síntomas similares.
  • No se recomienda la asistencia a guarderías a aquellos niños y niñas que tengan mayores riesgos de salud. 

La mayoría de los niños y niñas con bronquiolitis se curan en aproximadamente 2 semanas, Sin embargo, en algunos casos pueden quedar ciertas secuelas como podría ser: mayor sensibilidad bronquial durante un tiempo y ser propensos a cuadros recurrentes de dificultad respiratoria. Por tanto, la prevención en estos casos resulta vital para evitar la tan temida bronquiolitis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar