fbpx

Acabar con la mutilación genital femenina requiere fondos y determinación

Autor: ONU

“La mutilación genital femenina es una terrible violación de los derechos humanos que afecta la salud y el bienestar de millones de mujeres y niñas en todo el mundo”, dijo el Secretario General de las Naciones Unidas, llamando a eliminar con urgencia ese flagelo.

La necesidad de poner fin a esa terrible práctica es aún más apremiante puesto que durante la próxima década dos millones de mujeres y niñas podrían sufrir mutilación genital a medida que la pandemia de coronavirus cierre las escuelas e interrumpa los programas que ayudan a protegerlas de ese atropello.

En su mensaje con motivo del Día Internacional de Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina, celebrado cada 6 de febrero, António Guterres afirmó que trabajando en unidad se puede acabar con ese lastre para 2030.

“Hacerlo tendrá un efecto positivo en cadena en la salud, la educación y el avance económico de las niñas y las mujeres”, enfatizó Guterres.

La igualdad de género terminaría con ese abuso

Los titulares del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) señalaron que existe una interrelación entre el logro de la igualdad de género y la eliminación de la mutilación genital femenina.

“En pocas palabras, si la igualdad de género fuera una realidad, no habría mutilación genital femenina. Este es el mundo que imaginamos”, apuntaron en un comunicado conjunto las directoras ejecutivas de UNICEF, Henrietta Fore, y del UNFPA, Natalia Kanem.

Al igual que el Secretario General, instaron a la colaboración y unidad a todos los niveles y en todos los sectores, así como a una financiación adecuada y una acción decidida para proteger a las niñas y mujeres en riesgo.

“Sabemos lo que funciona. No toleramos excusas. Ya basta de violencia contra las mujeres y niñas. Es hora de unirse en torno a estrategias comprobadas, financiarlas adecuadamente y actuar”, subrayaron.

Consecuencias de salud graves

Esta práctica, también llamada ablación, implica la extirpación parcial o total de los genitales externos femeninos sin ninguna razón médica. En las culturas que la aprueban, generalmente la operación corre a cargo de un médico tradicional con instrumentos precarios y sin anestesia.

La mutilación genital tiene consecuencias graves en la salud física y mental de niñas y mujeres. Las complicaciones incluyen dolor intenso, hemorragia, sepsis, daño de la uretra, relaciones sexuales dolorosas y otras disfunciones sexuales. Además, tiene repercusiones psicológicas y muchas víctimas se sienten ansiosas, deprimidas, incompletas y traumatizadas.

Menos de cien dólares por niña

Ya antes de que el COVID-19 frenara los avances hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la meta referente a poner fin a la mutilación genital femenina para 2030 era un “compromiso ambicioso”, según UNICEF y UNFPA.

Incluso en países donde está disminuyendo, la marcha tendría que ser diez veces más rápida para alcanzar el objetivo global dentro del plazo. Lograr la meta para 2030 requiere de unos 2400 millones de dólares durante los próximos diez años, lo que equivale a menos de cien dólares por niña.

“Este es un precio muy pequeño a pagar por preservar la integridad corporal de una niña, su salud y su derecho a decir no a la violación”, puntualizaron Fore y Kanem.

Toda la sociedad

En su declaración, Fore y Kanem subrayaron la necesidad de colaboración entre un amplio grupo de partes interesadas, incluida la sociedad civil, las organizaciones de base, los grupos defensores de los derechos de las mujeres, los docentes, los trabajadores de la salud, los funcionarios judiciales y policiales, así como los líderes religiosos y ancianos.

Hicieron hincapié además en que los hombres y los niños tienen un papel crucial por desempeñar.

Finalmente, exhortaron a difundir las voces de “las sobrevivientes que están liderando cada vez más cambios transformadores en sus comunidades».

Día Internacional

El Día Internacional de Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina tiene como objetivo ampliar y dirigir los esfuerzos para la eliminación de esa práctica abusiva. La Asamblea General de la ONU dispuso en 2012 la conmemoración anual de la jornada.

Este año, la efeméride se centra en la promoción de una acción conjunta y una movilización mundial de fondos para poner fin a esa atrocidad.

link: https://news.un.org/es/story/2021/02/1487712

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar