fbpx

Absuelven a Villarejo por los delitos de injurias y denuncia falsa contra el ex jefe del CNI

José Luis Villarejo, el comisario retirado que se encuentra en prisión provisional, ha sido absuelto de los delitos de injurias y denuncia falsa de los que había sido acusado por el director del Centro Nacional de Inteligencia Félix Sanz Roldán.

Así lo ha considerado el magistrado del Juzgado de lo Penal Número 8. La sentencia aún no es firme y se puede interponer un recurso de apelación contra ella.

En el juicio contra Villarejo celebrado el 15 de enero se le juzgaba por ambos delitos. Uno de los delitos que se le atribuían era la presentación de una denuncia falsa en la que acusaba a Sanz Roldán de filtrar a El País una fotografía suya que destruía su tapadera de agente encubierto. En segundo lugar, se le acusaba por declarar en el programa ‘Salvados’ de La Sexta que el ex jefe del CNI amenazó de muerte a Corinna Larsen.

El juez Jesús de Jesús Sánchez ha absuelto a Villarejo del delito de injurias del que le acusaba la Abogacía del Estado en nombre del CNI por considerar que no se cumplen los elementos del tipo penal, sin entrar a valorar el fondo del asunto.

Así, ha señalado que artículo 504.2 del Código Penal solo menciona como posibles destinatarios de las injurias o amenazas graves que sanciona a los ejércitos, clases o cuerpos y fuerzas de seguridad, y que el CNI «no es asimilable» a ellos porque las funciones de uno y otros son «completamente distintas».

Al mismo tiempo, ha aclarado que el CNI, al ser un «organismo público de derecho público», no se le aplicaría el delito de injurias, ya que «las personas jurídicas de derecho público no son titulares del derecho al honor».

Villarejo afirmó durante el juicio que durante las reuniones que mantuvo con Corinna Larsen pudo comprobar que «esta señora no mentía, que estaba realmente aterrada». «No hice más que reproducir lo que, no solo me había dicho Larsen, sino lo que luego después pude comprobar porque así me lo manifestaron altos mandos del CNI», declaró.

Larsen, que testificó a través de videoconferencia, dijo que en 2012 se reunió en un hotel con Sanz Roldán y que éste le amenazó advirtiéndola de que si no seguía «determinadas instrucciones», él no iba a poder «asegurar» su seguridad física y la de su hijo. También afirmó que se sintió amenazada «como ciudadana, como persona normal y mujer» cuando sus oficinas y su apartamento en Mónaco fueron registradas ese mismo año por una empresa de seguridad contratada por el CNI. Afirma que le pidió explicaciones a Juan Carlos I y éste le dijo que era para protegerle de los ‘paparazzi’.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar