fbpx

La población afectada por la ofensiva turca en Siria

La operación militar que se lleva a cabo en el norte de Siria por el ejército turco ha hecho que las Naciones Unidas comience a dar su ayuda. La organización y sus socios prepararán hasta 580.000 raciones alimentarias para las personas que viven en las provincias de Hasakeh y Raqqa.

Más de 180.000 personas, con más de 80.000 niños entre ellos, se han visto obligadas a ser desplazadas de su ciudad mientras que más de 7.000 han cruzado la frontera con Iraq en busca de lugar seguro. Desde la oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU han anunciado que se ha procedido a realizar trabajos con el fin de ayudar a la población. Se ha arreglado una planta de agua de Alouk para poder distribuirla a las 400.000 personas que da servicio.

“Numerosas familias fueron desplazadas de un lugar a otro varias veces; muchas llegaron a los refugios sin efectos personales, y casi todas carecen de redes de seguridad a las que recurrir. Aunque las Naciones Unidas y sus socios han aumentado la respuesta asistencial, aún queda mucho por hacer, tanto a corto como a largo plazo para apoyar a las personas afectadas y protegerlas de nuevos daños”, ha asegurado el coordinador residente de la ONU en Siria, Imran Riza.

Imagen: ACNUR/Hossein Fatemi

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar